Métodos Teológicos

Una página de los/las estudiantes de la materia Métodos Teológicos, I.U. ISEDET, Buenos Aires, Argentina (2008)

Wednesday, September 20, 2006








Rudolf Bultmann

2 Comments:

At 12:41 PM, Blogger Métodos Teológicos said...

Inés Cánepa
Métodos Teológicos
Clase 6 (20/09/06)


Bultmann
Me resultó novedoso el planteo de Bultmann sobre la mitologización del Nuevo
Testamento. Son conocidos los grandes mitos que atraviesan el Antiguo Testamento, pero no era conciente de esta realidad en el mensaje de los evangelios y cartas. Y menos aun, que en la medida que se va desmitologizando el mensaje, las “verdades” que se profesaban pueden no significar mucho para el hombre que no comparte el pensamiento mitológico.
Más adelante supone el autor que ningún hombre de hoy puede relacionarse con Dios desde los símbolos mitológicos del Nuevo Testamento, ya que hoy somos hombres y mujeres de ciencia. Creo que de todos modos seguimos usando el lenguaje mitológico, con sus palabras, símbolos y misterios. Entiendo lo que afirma Bultmann sobre esta muerte de significado de los mitos, si hoy ya no se comprnde el mundo desde esas categorías. Pero pienso que en la religión aceptamos estos mitos y los actualizamos con ideas modernas. En los primeros años nos acercamos al A y N. Testamento desde relatos que bien se podrían comparar con cuentos fantásticos, con los cuales estamos familiarizados. Por qué entoces no creer lo que está en la biblia? El error está, tal vez, en que nos quedamos con la fe infantil y seguimos creyendo en infiernos y cielos, en personajes como Adán y Eva y otros tantos. Difiero de la relación directa que realiza el autor, en la cual asegura que no se puede creer en los milagros y espíritus del N. T y utilizar la luz eléctrica, laradio, etc. Considero que son compatibles tales realidades.
Luego ahce referancia a los sacramentos, los cuales no pueden ser comprendidos por el hombre moderno como signo de salvación. Si esto es verdad, por qué la mayoría de los católicos bautizan a sus hijos (único sacramento que reciben, junto con la comunión) aunque los padres no sean practicantes?.
Pienso que la religión que hoy practicamos la mayoría es un rejunte de elementos heredados. Los mitos del A y N Testamento, la moral, el pecado en relación a la carne...estás presentes en más de una vivencia religiosa.

 
At 3:55 PM, Blogger Métodos Teológicos said...

1. Por lo que pude comprender de las correspondencias leídas, Bultmann considera que el mito objetiva el lenguaje del kerygma, por lo tanto cuando nos acercamos desde nuestra experiencia personal no podemos comprenderlo por ser objetivo (de una manera parcial), por eso él quiere al desmitologizar el N. T. obtener una comprensión para nuestra propia existencia individual “Porque todo hombre está situado en una historia concreta de la que él mismo participa” (p. 168). En cambio Barth dice: “en la mitología neotestamentaria es que objetiva de tal modo que no se puede no oír las afirmaciones neotestamentarias” (p. 176). Lo cual para él es aún más certero, porque el N. T. objetiva luego de subjetivar. Lo que entiendo que al objetivar el kerygma sea hace de una forma parcial para todos los cristianos y cristianas.
2. Estas correspondencias me han parecido muy graciosas porque ambos, no se pueden comprender y se lo dicen clara y directamente. Conversando con una amigo de Brasil sobre Bultmann (él gusta de este autor y lo investiga), considera que las iglesias pentecostales también hacen una prédica existencial que lleva a las personas a encontrar un “territorio”, pertenencia a un lugar; cuando ellas pierden las referencias de sus vidas sea por el cambio de vida social, se vuelven sujetos y precisan posicionarse en un nuevo contexto, donde (según él) las iglesias tradicionales pecan porque no logran percibir que ha habido un cambio espacio-temporal de las personas. Aunque él considera esto sólo para la prédica, porque piensa que en lo académico hay otros referentes. Anteriormente yo no había considerado está posible lectura de Bultmann, pero es interesante. “Porque ciertamente son idénticos el entender de la cuestión de decisión dirigida a mí en el texto y el traducir” (p. 156). Pero tratando de pensar según Barth y mi comprensión en el punto 1, desde esa objetividad del mito que me es predicada yo como creyente realizo mi propia actualización del mensaje desde mi fe. En cambio si entiendo a Bultmann, la prédica debe de ser ya subjetiva.
Laura Sol Lombardo

 

Post a Comment

<< Home